Convierte tus quehaceres en una rutina de ejercicio

La próxima vez que pienses que no puedes hacer ejercicio porque tienes mucho que hacer, considera combinar ambas actividades.

Bienvenido a adoptar la idea de usar los quehaceres del hogar como una forma de ejercicio. Por supuesto, esto no significa que lavar el auto va a ser lo mismo que correr cinco millas. Pero hay quehaceres que puedes hacer (y que debieses hacer de todos modos) en el hogar y jardín que te aumentarán tus niveles de actividad al día. 

Para comenzar, tal vez te sea útil la guía de actividades físicas “Compendium of Physical Activities Tracking Guide”1 (en inglés). Esta es una lista de 12 páginas que compara los resultados metabólicos de varias actividades. Si la guía te proporciona más información de la que necesitas, enseguida te compartimos algunos consejos que puedes considerar para comenzar a quemar algunas calorías en tu casa. Pon música movida y ten en mente que lo que importa es el espíritu con el que realizas estos quehaceres. 

Aspirar la casa: Si acostumbras limpiar moviendo la aspiradora lentamente, estás desperdiciando una gran oportunidad de ejercitarte. Añade algunas zancadas (lunges) y movimientos de baile mientras aspiras. O, si te atreves a añadirle un grado de dificultad, ¡intenta pararte en un solo pie!

Lavar el auto: No lleves a lavar tu auto y ahorra dinero. Esta es una tarea que, aunque se realice lentamente, tiene sus beneficios. Lo importante es mantenerse en movimiento mientras lo haces. Recuerda: ¡poner cera, quitar cera!

Trabajar en el jardín: La jardinería es probablemente una de las mejores actividades que puedes realizar en tu hogar. Tanto escarbar como sacar la hierba son unas de las mejores actividades que puedes hacer en tu casa. Ejercita tus piernas escarbando y sacando hierba, y fortalece tus brazos cargando las bolsas de tierra. Depende de cuánto tiempo trabajes, también tu corazón podría beneficiarse; y, no nos olvidemos de los beneficios de respirar aire fresco. Así que, respira profundo y ¡comienza a hacer sentadillas!

Limpiar el baño o la cocina:  Cierto, no es lo mismo que ir a un gimnasio lujoso. Piensa en el arduo trabajo que haces con tus brazos tallando el piso de la cocina como un sustituto a levantar pesas. Tal vez quieras añadir el gateo de oso mientras te desplazas por todo el piso.

Ten en cuenta que: La mayoría de los quehaceres en el hogar pueden convertirse en una forma de ejercicio.

  1. http://prevention.sph.sc.edu/tools/docs/documents_compendium.pdf. Último acceso: 8 de mayo de 2017.
Comentario

INGRESA para compartir tus comentarios o REGISTRATE hoy para ser un miembro de Connect.