Enfermedad de las arterias coronarias

Si tú o alguien que conoces sufre una enfermedad cardíaca, adoptar un estilo de vida saludable y colaborar con un profesional médico puede ayudar a reducir el riesgo de complicaciones.

Los hábitos saludables, como llevar una vida más activa, comer mejor, y monitorizar y mantener la presión arterial bajo control, pueden ayudar a reducir el riesgo de complicaciones y mejorar los resultados.

Colabora con tu profesional médico 

Si sufres una enfermedad cardíaca, necesitas consultar a tu profesional médico con regularidad para que te ayude a mantenerte sano y detecte a tiempo cualquier problema de salud.

Controla tu presión arterial

Por lo general, la presión arterial alta no presenta síntomas, así que, es importante medirla con regularidad. Tu profesional médico puede ayudarte a fijar metas para alcanzar la presión arterial adecuada para ti y ayudarte a monitorizar tu progreso. 

Toma tus medicamentos como se te indicó

Es probable que tu profesional médico te recete medicamentos para tratar tu enfermedad cardíaca. Es importante que tomes todos tus medicamentos como lo indicó tu profesional médico. Algunos medicamentos pueden causar efectos secundarios indeseados. Consulta con regularidad a tu profesional médico para que te ayude a manejar cualquier efecto secundario.

Fija metas realistas

Cada corazón es diferente, así que, colabora con tu profesional médico para hacer los cambios necesarios en tu estilo de vida. Celebra tus logros y trabaja para lograr tu meta, un día a la vez.

El cuidado de tu corazón comienza en casa

  1. Aliméntate sanamente
    Consume alimentos como productos lácteos bajos en grasa, pescado, frijoles, vegetales y granos enteros, por ejemplo, arroz integral. Evita carnes rojas, grasas perjudiciales, como mantequilla o aceite, y cualquier alimento o bebida azucarados. Reduce el consumo de sal y trata de limitar la cerveza, el vino, o cualquier otra bebida alcohólica a uno o dos tragos al día.
  2. Mantente activo
    El ejercicio puede ayudar a reducir el riesgo de muchas complicaciones relacionadas con las enfermedades cardíacas. Habla con tu profesional médico para saber cuál es el nivel adecuado de ejercicio para ti.
  3. Pierde peso
    Mantener un peso bajo o perder peso podría disminuir el riesgo de complicaciones relacionadas con las enfermedades cardíacas. Tener un índice de masa corporal de entre 19 y 25 es una buena meta. Tu profesional médico puede ayudarte a determinar el índice adecuado para ti.
  4. Deja de fumar
    Fumar aumenta el riesgo de complicaciones asociadas con las enfermedades cardíacas. Si fumas, consulta a tu profesional médico sobre los tipos de apoyo disponibles para dejar de fumar. 
  5. Relájate
    El exceso de estrés puede causar problemas al corazón. La meditación, el ejercicio o dormir bien por las noches pueden ayudarte a lidiar con los problemas, y son maneras saludables para reducir el estrés.

Queremos ayudarte

  • Well on Target®
    Este programa de apoyo ofrece varios recursos para ayudar a dejar de fumar, controlar el peso, alimentarse bien, mantenerse activo y reducir el estrés. ¡Infórmate!
  • Blue Access for Members
    Visita nuestro sitio web para acceder a artículos, programas y recursos en línea que puedes usar para mantenerte saludable. 
    • Si recibes servicios médicos (por ejemplo: estancia en hospital (U hospitalización), atención en una sala de emergencias, consulta a un especialista, análisis de laboratorio, mamografía, examen de la vista para diabéticos, etc.) fuera del consultorio de tu médico de cabecera (PCP), asegúrate de proporcionarle al profesional/centro de salud el nombre y dirección de tu médico de cabecera, y pide que le envíen a tu médico de cabecera copia de los apuntes/resultados de pruebas de la consulta. Si la aseguradora exige órdenes médicas para recibir atención especializada, infórmate sobre los requisitos con tu médico de cabecera o con Servicio al Cliente.

Para más información, vea estos videos que se encuentran en inglés:

Anonymous