comprar con inhalador

Riendo y Jugando con Asma

El asma es la enfermedad crónica más común en los niños, y se pronostica que afectará a más de 6.1 millones de niños en Estados Unidos.1 Esta enfermedad causa inflamación de las vías respiratorias. El asma continuamente requiere atención médica, evaluaciones y determinar la necesidad de aplicar cambios al tratamiento o para verificar si hay mejoría.

Reconocer los síntomas es importante, tales como sibilancia (dificultad para respirar), tos, falta de aire, compresión del pecho o respiración agitada.

Los desencadenantes podrían ocasionar que la inflamación en las vías respiratorias empeore, con la posibilidad de ocasionar ataques asmáticos. Ayuda a tu niño a evitar estos desencadenantes, que incluyen:

  • factores medioambientales, como polen o polvo
  • condiciones climáticas
  • irritantes, como humo de tabaco o contaminantes
  • ciertos tipos de ejercicios
  • infecciones
  • fuertes cambios emocionales o alto grado de estrés

Se recomienda actuar con prontitud ante la presencia de síntomas. Junto con el doctor del niño, pueden desarrollar un plan de tratamiento (plan de acción contra el asma) que incluya lo siguiente:

  • una lista de medicamentos para el asma (de ser el caso);
  • instrucciones para monitorear el asma (flujo máximo o síntomas); e
  • instrucciones sobre cambios al tratamiento que deben aplicarse con relación a cambios en valores de flujo máximo o síntomas.

De igual manera, es importante mantenerse informado sobre las características de los medicamentos contra el asma del niño. Algunos medicamentos se toman diariamente para controlar la inflamación que causa ataques asmáticos. Algunos otros alivian los síntomas y se toman únicamente ante la presencia de síntomas. Infórmate con el doctor del niño o con el farmacéutico sobre los medicamentos, para saber cuáles son de control a largo plazo y cuáles son los reactivos.

Consejos para controlar el asma del niño:

  • Forma un vínculo de colaboración con el doctor del niño para establecer metas para el tratamiento del asma.
  • Infórmate sobre los desencadenantes de asma del niño e intenta evitarlos.
  • Aprende a monitorear el asma con los síntomas o con un medidor de flujo espiratorio.
  • Solicita al doctor un plan de acción contra el asma por escrito y revísenlo en cada consulta.
  • Consulta al doctor cada que se recomiende debido a que el control del asma variará.
  • Revisa los medicamentos con el doctor en cada consulta y mantente informado de las dosis.

Controlar el asma del niño podría ayudarlo a evitar las salas de emergencias o ausencias escolares. También podría ayudar al niño a disfrutar sus actividades durante el día y descansar bien de noche.

Esta información no tiene la finalidad de remplazar las recomendaciones de un profesional médico. Sigue las recomendaciones del pediatra aun y cuando sean contrarias a la información aquí presentada. Consulte al pediatra si siente que el asma de su niño no está siendo controlada.

Fuentes:
1http://www.lung.org/lung-health-and-diseases/lung-disease-lookup/asthma/learn-about-asthma/asthma-children-facts-sheet.html  
http://www.lung.org/lung-health-and-diseases/lung-disease-lookup/asthma/learn-about-asthma/what-is-asthma.html