Columna del presidente: La luz al final del túnel

Columna del presidente: La luz al final del túnel

Read in Englishde Joseph R. Cunningham, M.D.

Después de casi un año de vivir en una pandemia, el momento que hemos esperado ha llegado. Cientos de miles de residentes de Oklahoma recibieron la vacuna contra el COVID-19, y los nuevos casos de infección parecen estar disminuyendo. 

Es posible que se pregunte si debería vacunarse contra COVID-19 y, de ser el caso, cuál vacuna debería recibir. Hay pocas opciones disponibles, incluidas las vacunas de dos dosis creadas por Pfizer y Moderna, y una vacuna de una sola dosis creada por Johnson & Johnson que pronto estará disponible. En mi opinión, la mejor vacuna es la que pueda recibir tan pronto sea posible. Lo invito a hablar con su médico cuanto antes para dialogar sobre lo que es adecuado para usted. 

Ya estoy vacunado y me siento bien. Experimenté algunos efectos secundarios después de mi segunda dosis que desaparecieron relativamente rápido. Aunque sean inconvenientes, los efectos secundarios temporales son menores en comparación con los síntomas causados por COVID-19. Además, tengo la tranquilidad de saber que estoy haciendo mi parte para proteger a los demás y ponerle fin a esta pandemia. 

Oklahoma está utilizando métodos creativos para ampliar los esfuerzos de vacunación. Los departamentos de salud en todo el estado están asociándose con iglesias locales y organizaciones sin fines de lucro para llevar a cabo clínicas de vacunación a gran escala. Las clínicas móviles Oklahoma Caring Vans   están ayudando a vacunar a maestros y personal de las escuelas públicas que son mayores de 65 años. Miles de ciudadanos tribales ya recibieron las vacunas gracias a los esfuerzos de las naciones tribales de Oklahoma y servicios para la salud del indígena. Recientemente, algunas farmacias y centros comerciales, como Walmart, se incorporaron a este esfuerzo. 

Si ya se vacunó, es importante que continúe tomando precauciones ya que tomará tiempo para que las vacunas sean plenamente eficaces. Siga lavándose las manos adecuadamente, practique el distanciamiento físico, use cubrebocas cuando esté en público y manténgase en casa si está enfermo. Estas precauciones no solo lo protegen del COVID-19, pero también de otras enfermedades comunes de la temporada. 

Si se enferma, lo último que debería preocuparle son los gastos médicos. Si no tiene un seguro, posiblemente sea elegible para contratar una cobertura, según la Ley de Cuidado de Salud a Bajo Precio, a través del Mercado de Seguros médicos. Un nuevo período especial de inscripción está vigente hasta el 15 de mayo, y no es necesario haber experimentado un suceso para ser elegible. Es posible que sea elegible para un subsidio para reducir las primas mensuales y los gastos de bolsillo. Esta es una oportunidad única para contratar cobertura fuera del período de inscripción tradicional que sucede cada otoño. 

Finalmente, se ve la luz al final del túnel. Ahora debemos mantenernos alerta y hacer todo lo que podamos para cuidarnos. 

A mí me ha ayudado mucho el contar mis bendiciones. Les deseo a ustedes y sus familias una temporada de fiestas seguras y en salud.Dr. Joseph R. CunninghamJoseph R. Cunningham, M.D. es presidente de Blue Cross and Blue Shield of Oklahoma, una división de Health Care Service Corporation, a Mutual Legal Reserve Company.

(Para obtener más artículos, visite The Journal Record  (en inglés).

Anonymous