¡Achú! Bienvenido a la temporada de alergias durante la primavera

Los que sufren de alergias saben que la primavera, más allá de traer las lluvias de abril y las flores de mayo, también trae los alérgenos de la temporada.  

Los estornudos, los ojos llorosos e irritados, y otros síntomas parecidos a los de un resfriado son conocidos como fiebre del heno o rinitis alérgica. Pero las alergias durante la primavera no tienen nada que ver con la fiebre o el heno. En sí, estas son causadas por el polen y el moho. El polen viene del césped, los árboles o la ambrosía.  El moho crece al aire libre en los campos y en hojas muertas. 

El polen y el moho son difíciles de evitar. The American College of Allergy, Asthma and Immunology  (ACAAI, en inglés) dice que una planta de ambrosía puede soltar mil millones de granitos de polen. Sin embargo, hay aún más esporas de moho que crecen por todos lados.  

Qué es una alergia

El Dr. Michael Foggs, un alergólogo y el presidente de ACAAI, dice que todos tenemos una proteína de alergia en nuestros cuerpos y que todos respiramos partículas de polen y moho. Estos son “alérgenos” que pueden causar una reacción alérgica en aquellos que son más sensibles a los alérgenos, o sea, casi el 25 por ciento de las personas. Una reacción alérgica surge cuando una proteína en la sangre conocida como inmunoglobina E (IgE) libera un químico conocido como histamina. 

La histamina reduce los vasos sanguíneos pequeños de la nariz, haciendo que los fluidos se traspasen a otros tejidos. Esto causa congestión, lagrimeo, comezón e hinchazón, los síntomas típicos de las alergias durante la primavera. 
 
No te expongas tanto
Evitar los alérgenos lo más que puedas también puede ayudar a reducir los síntomas. ACAAI sugiere que hagas lo siguiente:

  • Mantén las ventanas cerradas y, siempre que sea posible, usa el aire acondicionado cuando estés en casa o en tu auto.
  • Procura no pasar mucho tiempo al aire libre entre las 5:00 a. m. y las 10:00 a. m. cuando el aire está saturado de polen y moho.
  • Usa una máscara para protegerte del polen al cortar el césped, recoger las hojas de los árboles o trabajar en el jardín.
  • Seca la ropa, las sábanas y las toallas en una secadora, en lugar de colgarlas al aire libre, ya que podrían acumular polen si se secan al aire.

Sin embargo, cabe decir que las alergias no solo nos afectan a nosotros los adultos. Entrevistamos a varios niños para saber lo que pensaban de las alergias. Sus reaccionas tan tiernas nos inspiraron a informarnos más sobre las alergias y sobre lo que podemos hacer para mantenernos cómodos.

Cómo se diagnostican las alergias 
El primer paso para diagnosticar las alergias es consultar a un médico para que documente tu historial médico completo. Te harán preguntas sobre tu vida, el ambiente en tu hogar y trabajo, y sobre tus hábitos alimentarios. La intención del médico es detectar cualquier “alérgeno” que pudiera estar causando tus alergias.  

Tu médico podría hacerte varias pruebas para detectar los tipos de alergias que sufres poniendo pequeñas cantidades de los alérgenos comunes en tu piel, por lo general, en tu brazo o espalda. Si eres alérgico a alguno de ellos, este te causará enrojecimiento, irritación o comezón.        

Una vez conozcas la causa de tus alergias, tu médico podría recetarte algunos medicamentos de venta libre para tratar la congestión, los estornudos y la comezón. Los medicamentos para las alergias son en forma de tabletas, espráis nasales, gotas para los ojos o líquidos. En algunos casos, el médico podría recomendar vacunas contra las alergias.  

Comentario

INGRESA para compartir tus comentarios o REGISTRATE hoy para ser un miembro de Connect.