Los múltiples beneficios de ponerle música a tu vida

Casi todos tienen una canción favorita. ¿Cuál es la tuya? Por siglos, la música y las canciones son unos de los medios que las civilizaciones han usado para contar historias. Además de permitir contar o compartir historias, la música también puede impactar positivamente nuestra salud.  

A continuación, algunos casos en los que se ha comprobado que la música tiene un impacto en nosotros. 

La música y la escolaridad

La música ya sea que se enseñe en una escuela o no, ayuda a los estudiantes a sobresalir en lo siguiente:

  • mejoras en el desarrollo lingüístico;
  • aumento leve en el coeficiente intelectual (IQ, en inglés);
  • mejora en el puntaje de pruebas;
  • aumento en la conectividad cerebral;
  • aumento en la inteligencia espacial.

Según Children’s Music Workshop, una compañía que se especializa en la educación de música, el impacto de la música en el desarrollo lingüístico se puede observar en el cerebro. Estudios recientes indican claramente que la capacitación en la música contribuye al desarrollo físico del hemisferio izquierdo del cerebro, la parte que se enfoca en el procesamiento lingüístico, y es capaz de conectar los circuitos cerebrales de maneras específicas. 

Vibración sanadora

En 2019, un grupo de investigadores liderado por Lauren K. King del centro Sun Life Financial Movement Disorders Research and Rehabilitation Centre en la Universidad Wilfrid Laurier University en Waterloo, Ontario, notó que la musicoterapia vibroacústica a corto plazo en pacientes con la enfermedad de Parkinson condujo a mejoras en los síntomas, incluyendo menos rigidez y mejoramiento en la velocidad al caminar dando pasos más grandes y reducción en los temblores. 

La música es saludable para el corazón. Investigaciones demuestran que la sangre fluye con más facilidad cuando escuchas música. También puede reducir las palpitaciones del corazón, la presión arterial, los niveles de cortisol (hormona del estrés) y aumentar los niveles de serotonina y endorfina en la sangre.

Estimula los recuerdos. La enfermedad de Alzheimer o demencia no tiene cura, pero la musicoterapia ha demostrado aliviar algunos de los síntomas. La musicoterapia puede relajar al paciente si está alterado, mejorar el estado de ánimo y abrir las líneas de comunicación en pacientes. 

La música aumenta la resistencia al ejercitarse. Escuchar música con ritmos movidos puede aumentar el rendimiento y la resistencia durante una sesión rigorosa de ejercicios.

La música ayuda con la enfermedad de Alzheimer, ansiedad y depresión.

Uno de los logros más remarcable de la musicoterapia (terapia de la música) es el impacto que esta tiene en la vida de pacientes con Alzheimer. Los pacientes en etapas avanzadas de Alzheimer pierden su habilidad de sostener conversaciones interactivas con otros y eventualmente dejan de comunicarse por completo. Sin embargo, la musicoterapia ha sido un medio que ha logrado llegar a los pacientes, incluso cuando ninguna otra cosa ha funcionado. La musicoterapia ayuda a aliviar la depresión, ansiedad y agitación y, a la vez, mejora la función del cerebro y la calidad de vida en general. 

La musicoterapia ha demostrado ser útil para tratar personas con autismo, demencia, Alzheimer, dolor crónico, trauma emocional y una variedad de trastornos mentales, incluyendo la depresión.

Productividad

La música de fondo mejora el rendimiento en tareas cognitivas, la precisión y la eficiencia para completar tareas repetitivas.

La música te hace más feliz.

Las investigaciones demuestran que cuando escuchas la música que te gusta, tu cerebro produce dopamina, un neurotransmisor que te hace “sentir bien”. La dopamina es la “molécula de la motivación” del cerebro y una parte integral del sistema de placer y recompensa.

La música reduce los niveles de estrés y mejora la salud.

Escuchar la música que te gusta reduce los niveles de cortisol (hormona del estrés) en tu cuerpo, la cual contrasta con los efectos del estrés crónico. Además, existe evidencia que demuestra que la música surte un efecto en los anticuerpos asociados con la inmunidad y los niveles altos de las células que combaten bacterias.

Vibración sanadora

En 2019, un grupo de investigadores liderado por Lauren K. King del centro Sun Life Financial Movement Disorders Research and Rehabilitation Centre en la Universidad Wilfrid Laurier University en Waterloo, Ontario, notó que la musicoterapia vibroacústica a corto plazo en pacientes con la enfermedad de Parkinson condujo a mejoras en los síntomas, incluyendo menos rigidez y mejoramiento en la velocidad al caminar dando pasos más grandes y reducción en los temblores.  

La música es saludable para el corazón. Investigaciones demuestran que la sangre fluye con más facilidad cuando escuchas música. También puede reducir las palpitaciones del corazón, la presión arterial, los niveles de cortisol (hormona del estrés) y aumentar los niveles de serotonina y endorfina en la sangre.

Estimula los recuerdos. La enfermedad de Alzheimer o demencia no tiene cura, pero la musicoterapia ha demostrado aliviar algunos de los síntomas. La musicoterapia puede relajar al paciente si está alterado, mejorar el estado de ánimo y abrir las líneas de comunicación en pacientes. 

La música aumenta la resistencia al ejercitarse. Escuchar música con ritmos movidos puede aumentar el rendimiento y la resistencia durante una sesión rigorosa de ejercicios.

Tratamiento paliativo

Aunque ya por mucho tiempo se conocen los beneficios de la música como un método terapéutico para liberarse de emociones, según el doctor en psicología Daniel J. Levitin que estudia la ciencia neurológica de la música en la Universidad McGill en Montreal, la noción de usar las frecuencias del sonido y rítmicas de una canción para aliviar dolencias físicas es un concepto nuevo. 

Una variedad de nuevas investigaciones promueve los beneficios de la música en la salud mental y física. Por ejemplo, en un metaanálisis de 400 estudios, Levitin y su colega e investigadora posgrado, Mona Lisa Chanda, PhD, descubrió que la música mejora las funciones del sistema inmunológico del cuerpo y reduce el estrés. También notaron que los beneficios de escuchar música eran mejores que los beneficios de los medicamentos para reducir la ansiedad antes de una cirugía.

Un estudio reciente sobre la relación entre la música y el estrés reveló que la música ayuda a tranquilizar a los pacientes en salas de emergencia de pediatría. En un ensayo que incluyó a 42 niños entre las edades de 3 y 11 años, los investigadores de la Universidad de Alberta descubrieron que los pacientes que escucharon música de relajamiento mientras se les preparaba para una administración intravenosa reportaron menos dolor y algunos mostraron mucha menos angustia en comparación con los pacientes que no escucharon música.

Así que, desempolva tus discos, saca tu iPod o conéctate Spotify, y comienza a escuchar música. ¡Cuidado con el volumen demasiado alto si usas audífonos! Quizá también quieras ponerte tus zapatos de baile y ejercitarte un poco más.

¿Cómo ha impactado la música tu vida? Cuéntanos en la sección de comentarios.

Fuentes:

Trends in Cognitive Sciences, abril de 2013.

JAMA Pediatrics, julio de 2013.

https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/25013944

http://www.lifehack.org/317747/scientists-find-15-amazing-benefits-listening-music

https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/24337333

http://www.pbs.org/parents/educ ation/music-arts/the-benefits-of-music-education/

https://www.northshore.org/healthy-you/9-health-benefits-of-music/

http://www.apa.org/monitor/2013/11/music.aspx

http://www.hungryforchange.tv/article/the-health-benefits-of-listening-to-music

Comentario

INGRESA para compartir tus comentarios o REGISTRATE hoy para ser un miembro de Connect.