Prevenir el riesgo de un derrame cerebral en mujeres de cualquier edad

Los derrames cerebrales ocurren cuando hay problemas de flujo sanguíneo en el cerebro. Esta situación seria de salud puede ser causada por un coágulo de sangre o sangrado en el cerebro.

Todos corremos el riesgo de sufrir un derrame cerebral sin importar edad, origen étnico o sexo. En realidad, no hay un perfil que ayude a identificar quiénes pudieran sufrir un derrame cerebral. En Estados Unidos, los derrames son más comunes en mujeres que en hombres. Más de la mitad de los 795,000 derrames que ocurren cada año les ocurren a mujeres y el 60% de las muertes por derrames también es a mujeres. En el año 2014, American Heart Association (asociación estadounidense del corazón) publicó una guía de prevención de derrames dirigida a mujeres.

Hay ciertos factores que pueden aumentar las probabilidades de sufrir un derrame. Aunque las mujeres y los hombres tienen varios factores de riesgo en común, como la presión arterial altala diabetes y fumar, las mujeres tienen otros factores de riesgo que deben tener en cuenta. Por ejemplo, los cambios hormonales pueden aumentar el riesgo de derrame en las mujeres. Algunas mujeres pueden desarrollar preeclampsia durante el embarazo, una complicación caracterizada por presión arterial alta. El consumo de ciertas píldoras anticonceptivas puede aumentar aún más el riesgo de derrame en mujeres, especialmente si fuman, son mayores de 35 años o sufren ciertos tipos de migrañas.

Las personas con fibrilación auricular (AF, en inglés) son de 4 a 5 veces más propensas a sufrir un derrame. La fibrilación auricular ocurre con más frecuencia en las mujeres debido a que afecta a personas mayores y las mujeres tienden a vivir más que los hombres.

Reconoce los síntomas de un derrame. Los siguientes síntomas se presentan repentinamente tanto en hombres como en mujeres:

 

  • adormecimiento o debilidad en la cara o en alguna extremidad, usualmente en un lado del cuerpo;
  • dificultad para ver;
  • mareos o pérdida de equilibrio o coordinación;
  • confusión y dificultad para hablar o entender;
  • dolor de cabeza severo sin motivo alguno;
  • otros síntomas pueden incluir hipo, náuseas, dolor de pecho, fatiga, dificultad para respirar y frecuencia cardíaca acelerada.

Reconocer todos estos síntomas y obtener atención médica de inmediato puede salvar vidas. Además, puede disminuir el riesgo de una discapacidad más grave. En comparación con los hombres, las mujeres tienen una calidad de vida menor después de un derrame. Un estudio reciente concluyó que a las mujeres les puede tomar hasta un año para recuperar su movilidad y poder llevar a cabo sus actividades diarias. 

Si crees que tú o algún ser querido está sufriendo un derrame cerebral, llama al 9-1-1 de inmediato. Actuar con prontitud es importante para recibir el tratamiento que pudiera salvar una vida. Infórmate sobre los daños cerebrales que pueden causar un derrame.

A continuación, te ofrecemos 8 consejos para prevenir un derrame

Aunque no puedes cambiar tu historial médico familiar, sí puedes hacer algunos cambios para reducir los riesgos de sufrir un derrame. 

  1. Reduce la presión arterial alta
    Limita el consumo de sal, evita las comidas con alto contenido de colesterol y lleva una dieta balanceada para mantener tu presión arterial sistólica por debajo de 120 y tu presión arterial diastólica por debajo de 80. Toma tus medicamentos si es que así te lo recomendó el médico.
  2. Mantén un peso saludable
    Mantén tu índice de masa corporal (BMI, en inglés) entre 20 y 25.
  3. Ejercítate
    Haz ejercicios de intensidad moderada por lo menos 5 días a la semana por 30 minutos.
  4. Consume alcohol con moderación
    Limita el consumo diario de alcohol: una copa de vino de cinco onzas, una cerveza de 12 onzas o no más de una onza y media de otros licores.
  5. Toma aspirina en dosis para bebé
    Consulta al médico si el consumo de aspirina es seguro y apropiado para ti.
  6. Trata la fibrilación auricular  
    La fibrilación auricular es cuando las palpitaciones del corazón son irregulares, lo cual puede hacer que se formen coágulos de sangre en el corazón. Consulta al médico cuál es el mejor tratamiento para este padecimiento. 
  7. Controla la diabetes
    Con el tiempo, la presión arterial alta puede dañar los vasos sanguíneos y hacer que se formen coágulos de sangre. Monitorea y controla tus niveles de azúcar en la sangre.
  8. Deja de fumar
    Fumar puede acelerar la formación de coágulos en la sangre de dos maneras. Puede hacer que la sangre se espese y aumentar la cantidad de placa que con el tiempo puede obstruir las arterias.

Considera los siguientes puntos clave:

 La prevención, la detección temprana y el tratamiento de factores de riesgo relacionados a los derrames cerebrales son las mejores defensas para mantenerse sano.

  • Tú y tu familia pueden mantenerse saludables todo el año si aprovechan y se realizan los exámenes médicos incluidos en tu cobertura.
  • Esto incluye ciertos servicios de prevención que pudieran estar incluidos sin costo alguno para los asegurados si consultan a un profesional médico que sea parte de la red*.

 * Los servicios preventivos sin costo solo están disponibles para asegurados con coberturas médicas sin derechos adquiridos (non-grandfathered). Puede ser que tengas que pagar el costo de la atención preventiva en su totalidad o parcialmente si tu cobertura médica tiene derechos adquiridos. Para saber si tu cobertura incluye derechos adquiridos o no, comunícate con servicio al cliente al número en tu tarjeta de asegurado.

Fuente: Harvard Health, 1.° de junio de 2013, American Heart AssociationNational Institutes of Health

 Revisado: 5/1/2019

Comentario

INGRESA para compartir tus comentarios o REGISTRATE hoy para ser un miembro de Connect.