Un estilo vida saludable para tu corazón: Maneras sencillas de cuidar tu corazón

 Si vives con alguien que sufre alguna enfermedad cardiovascular, tomar decisiones saludables y colaborar con un proveedor de atención médica (médicos, enfermeros profesionales, asistentes médicos, entre otros) puede traer beneficios de largo plazo y ayudar a reducir los riesgos de sufrir complicaciones.

Los hábitos saludables, como dejar de fumar, llevar un estilo de vida más activo, alimentarse bien y monitorear y mantener la presión arterial bajo control, son acciones que pueden ayudar a reducir los riesgos de sufrir complicaciones y mejorar resultados. 

Mantén tu presión arterial bajo control

Si sufres alguna enfermedad cardiovascular, necesitas consultar a tu proveedor de atención médica con regularidad (médicos, enfermeros profesionales, asistentes médicos, entre otros) para ayudarte a mantener tu salud bajo control y detectar cualquier problema de salud en sus etapas iniciales. 

Colabora con tu proveedor

Presión arterial

La presión arterial alta por lo general no presenta ningún síntoma, así que es vital medirla con frecuencia. Tu proveedor puede fijar la presión arterial ideal para ti y ayudarte a monitorear tu progreso.

Fija metas apropiadas

Cada corazón es diferente, así que colabora con tu proveedor para hacer los cambios necesario en tu vida fijando metas de corto y largo plazo. Enfócate en los logros, y vive un día con día. 

Medicamentos

Tu proveedor tal vez te recete medicamentos para tratar tu enfermedad cardiovascular. Algunos medicamentos pueden causar efectos secundarios. Así que es importante consultar a tu proveedor con regularidad para que te ayude a controlar los efectos secundarios según surjan.

El cuidado de tu corazón comienza en casa 

  1. Deja de fumar
    Si fumas, habla con tu médico para solicitar apoyo para dejar de fumar, ya que puedes aumentar el riesgo de complicaciones de enfermedades cardiovasculares. Tan pronto dejes de fumar, tu cuerpo empezará a recuperarse.
  2. Lleva una dieta saludable
    Consume alimentos bajos en grasa, pescado, frijoles, vegetales y granos enteros, como arroz integral. Evita las carnes rojas, grasas dañinas, como mantequilla o aceites, y cualquier comida o bebida con alto contenido de azúcar. Limita el consumo de sal y el consumo de cerveza, vino o cualquier otra bebida alcohólica a 1 a 2 tragos por día.
  3. Ejercítate
    Ejercitarte puede ayudarte a reducir los riesgos de sufrir complicaciones cardiovasculares. Habla con tu proveedor de atención médica para saber el nivel o la intensidad de ejercicio adecuados para ti.
  4. Pierde peso
    Mantener un peso saludable o perder peso puede ayudarte a reducir el riesgo de desarrollar enfermedades cardiovasculares. Una buena meta puede ser mantener tu Índice de masa corporal (BMI, en inglés) entre 19 y 25. Tu proveedor médico puede ayudarte a fijar la meta adecuada para ti.
  5. Relájate
    Exponerte a altos niveles estrés puede causar problemas de corazón. La meditación, reducir los niveles de estrés o dormir bien por las noches pueden ayudarte a lidiar con los problemas saludablemente. 

Deseamos ayudarte

  • Portal para asegurados Blue Access for Members
    • Visita nuestro sitio web para acceder a artículos, programas y recursos en línea que pueden ayudarte a mantenerte saludable.
  • Well on Target®
    • Este programa de apoyo ofrece varios recursos para ayudar a dejar de fumar, controlar el peso, alimentarse bien, mantenerse activo y reducir el estrés. ¡Más detalles!

     

¿Tienes alguna pregunta? Llámanos al 1-312-653-3465. 

Comentario

INGRESA para compartir tus comentarios o REGISTRATE hoy para ser un miembro de Connect.