Prueba el estilo de vida mediterráneo para tener una vida saludable

 

La puesta de sol. El mar azul claro. Comidas preparadas con alimentos frescos como frutas, granos enteros, legumbres, papas y aceite de oliva. No se escucha nada mal, ¿no? Los habitantes de Icaria, Grecia, disfrutan de una buena vida, incluso a edades mayores.
De hecho, las personas viven un promedio de 10 años más que los habitantes del resto de Europa y Estados Unidos. Una de cada tres personas llega a su novena década. Además, la incidencia de cáncer y enfermedades cardíacas es mucho menor. Sufren de depresión y demencia con menor frecuencia. Y se mantienen activos ya entrados en su novena década.

¿Cuál es el secreto de Icaria?

Una de las claves para tener una buena vida son las costumbres mediterráneas de alimentación. No siguen una “dieta” en sí. Por el contrario, ellos y otras culturas del Mediterráneo viven una vida sana.

Comer como los griegos

La dieta mediterránea incluye lo siguiente:

  • alimentos frescos;
  • grasas provenientes del aceite de oliva y de frutos secos;
  • muchas verduras como legumbres;
  • frutas;
  • huevos;
  • granos integrales;
  • lácteos bajos en grasas;
  • carne roja en cantidades moderadas;
  • hierbas y especias al gusto;
  • poca azúcar y pocos carbohidratos procesados.


No se trata solo de los alimentos, sino también del proceso de preparar las comidas y disfrutarlas entre familia y amigos. El acto de cocinar, comer y recoger la mesa se hace en compañía de otros.

Un estudio reciente ha demostrado lo valioso de las costumbres mediterráneas de alimentación. Los resultados fueron tan reveladores que los investigadores concluyeron el estudio antes de lo estipulado para que el grupo de control también pudiera beneficiarse de la dieta. Incluso, algunos investigadores comenzaron a seguir esta dieta también.

Algunos grupos como American Heart Association (asociación estadounidense del corazón) y American Diabetes Association (asociación estadounidense de la diabetes), incluso, apoyan este enfoque en la alimentación.

Pero, recuerda, alimentarte de esta manera no lo cura todo. Aún podrías aumentar unas libras o kilos si comes demasiado. Las actividades físicas deben seguir siendo una prioridad para tener una vida sana.

No tienes que viajar para saborear la vida griega. Prepara esta receta para disfrutar de la comida mediterránea en casa: Garbanzos con tomates secados al sol
Tiempo de preparación: 15 minutos
Porciones: Cuatro
 
Ingredientes
1 cebolla morada pequeña, cortada en rodajas
 2 cucharaditas de romero fresco, picado
 1 tomate mediano, troceado
 2 tazas y media de garbanzos enlatados, enjuagados y escurridos
 1 cucharadita de aceite de oliva
 Media taza de caldo vegetal bajo en sodio
 1 cucharada de vinagre balsámico
 2 cucharadas de tomates secados al sol envasados en aceite, escurridos y picados

 Instrucciones
Calienta el aceite en un sartén grande a fuego medio-alto. Añade las cebollas y el romero. Cocina y remueve a menudo, durante dos o tres minutos o hasta que se ablande. Añade el caldo vegetal y los tomates troceados. Cocina durante tres a cuatro minutos, o hasta que el líquido se haya evaporado. Añade los garbanzos, los tomates secados al sol y el vinagre. Cocina durante uno a dos minutos, o hasta que se cocinen.

 

Fuentes: Mediterranean Diet, American Heart Association, 2016; Eating Patterns and Meal Planning, American Diabetes Association, 2017; When Diet Meets Delicious, New York Times, 2013; The Island Where People Forget to Die, The Blue Zones Project, 2013; Primary Prevention of Cardiovascular Disease with a Mediterranean Diet, New England Journal of Medicine, 2013.

Comentario

INGRESA para compartir tus comentarios o REGISTRATE hoy para ser un miembro de Connect.