¿Qué es la enfermedad cardíaca?

Las enfermedades cardíacas son la causa principal de muerte tanto para hombres y mujeres en Estados Unidos. Según los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC, en inglés), cada año mueren aproximadamente 600,000 de estadounidenses a causa de una enfermedad cardíaca. Con tanto riesgo, debemos tomar consciencia de las señales de peligro de las enfermedades cardíacas y reducir el riesgo de desarrollarlas. 

Las enfermedades del corazón, también conocidas como enfermedades cardiovasculares, se refieren a varias condiciones que afectan al corazón. Estas incluyen defectos de corazón congénitos, enfermedades de las venas o arterias, y problemas con el ritmo cardíaco, entre otros.

Las personas con enfermedades del corazón corren el riesgo de sufrir tanto de un ataque al corazón como de un paro cardíaco repentino. Los ataques al corazón ocurren cuando el flujo de la sangre al corazón está bloqueado. En el caso de un paro cardíaco repentino, el corazón deja de latir abruptamente y la sangre deja de fluir al cerebro y a otros órganos.

Un paro cardíaco repentino podría ocurrir después de un ataque al corazón, y la mayoría de las personas que sufren un paro cardíaco repentino mueren en unos minutos si no reciben ayuda por medio de resucitación cardiopulmonar (CPR, en inglés) o de un desfibrilador. La mayoría de las muertes a causa de paros cardíacos repentinos ocurren en hombres.

¿Qué puedo hacer para ayudarme a mí mismo?

Para poner en forma a tu corazón, te recomendamos que pongas en práctica los siguientes consejos de American Heart Association:

  • mantén un peso saludable
  • maneja y controla la diabetes
  • reduce el estrés
  • limita el consumo de alcohol
  • deja de fumar
  • lleva una dieta saludable
  • reduce los niveles de colesterol en la sangre
  • reduce la presión arterial alta
  • ejercítate todos los días

Dialoga con tu médico si corres cualquiera de estos factores de riesgo para establecer metas y manejar tu condición médica.

¿Podría sucederme a mí?

La cruda realidad es que algunos factores de riesgo de las enfermedades cardíacas como la historia familiar no se pueden eliminar, pero existen varios factores que se pueden modificar a cualquier edad.

Alrededor de la mitad de los estadounidenses corren uno de los tres factores de riesgo prevenibles: 

  • presión arterial alta
  • alto nivel de lipoproteína de baja densidad(colesterol LDL o “malo”)
  • consumo de tabaco

Otros factores de riesgo:

  • sobrepeso u obesidad
  • falta de actividad física
  • consumo excesivo de alcohol
  • diabetes

Las estadísticas son alarmantes para ambos sexos. En este país, alrededor de la mitad de los cientos de miles de hombres y mujeres que sufren un ataque al corazón, mueren. El riesgo de un ataque al corazón aumenta para los hombres después de los 45 años de edad. El riesgo para las mujeres aumenta después de los 55 años de edad, y para las mujeres menores de 50 años de edad, los ataques al corazón son dos veces más mortales que para los hombres.

Es más, la mala alimentación y falta de ejercicio pueden causar que se forme una placa en las arterias tan temprano como la adolescencia. Esto es la premisa para un posible ataque al corazón en unas cuantas décadas. Y, a pesar de que la mayoría de las personas que mueren a causa de una enfermedad cardíaca son mayores de 65 años de edad, aproximadamente el 20% son más jóvenes. 

 

Revisado: 5/16/2019

Comentario

INGRESA para compartir tus comentarios o REGISTRATE hoy para ser un miembro de Connect.